Mención especial en Poesía XIX Bienal José Antonio Ramos Sucre Cumaná 2013

lunes, 21 de junio de 2010

En la Universidad Estatal de Cuenca, Ecuador

Con la doctora Patty Avilés, en la puerta de la Escuela de Cine
La Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación, en la persona de la Profa Jaquie Verdugo, y la Escuela de Cine de la Universidad Estatal de Cuenca, en la persona del Dr. Carlos Pérez Agustí, tuvieron la gentileza de invitarme a dictar un Seminario sobre las imágenes de lo femnino que comienzan a aparecer en el Cine y la Literatura en el siglo XX.
Se llamó así: "Arquetipos femeninos en el Cine y la Literatura en el siglo xx".
Exploramos imagenes de lo femenino en el cine de Francois Truffaut, en la película "Las Horas", de Stephen Daldrybasada en la novela homónima de Michael Cunningham. Vimos a las Musas Alma Mahler y Gala, arquetipos de "la dorada Afrodita", presente en la creación de muchas y muchos artistas. Proseguimos con las "grandes damas de las Letras", como fueron Virginia Woolf  y Margaritte Durás, mujeres punteras en la escritura femenina, "La alquimista", como llamamos a Frida Kahlo, la mujer que transformó su padecimiento en arte, la poeta rusa Anna Ajmatová y la nostalgia profunda de la artista que le tocó vivir dos guerras mundiales, una revolución, una guerra civil y  represiones política, las poetas confesionales que terminaron sus vidas con el suicidio Anne Sexton y Silvia Plath, debatiéndose entre el lado luminoso y lado oscuro de la creación femenina. Nos remitimos a los arquetipos de las mujeres "guerreras", arquetipos de lo artemisal, "flechadoras (matadoras) de hombres", la Hécate, la bruja o hechicera, presente en cada cruce de caminos, la mujer Koré/Perséfone, la que tiene que pasar por un proceso de transformación sombrío para empoderarse....
Fue muy lindo compartir con los estudiantes ecuatorianos y con los profesores y profesoras que amablemente me acompañaron. Gracias a todos.

martes, 1 de junio de 2010

Acerca del arte

Para mis estudiantes:
El arte se siente primero en el cuerpo
De ahí pasa a la mente
Y ahí el artista lo transforma en discurso
El creador capta aquello que produce el despertar creador mediante el impacto que causa sobre su conciencia lo sentido por el cuerpo. Entonces lo convierte en forma porque el arte es forma, principalmente. El contenido, en la época actual, se lo da tanto el creador como el que observa la obra creada. Por lo tanto el creador es responsable de la forma y no de la idea.
Las ideas provienen de lo más subjetivo de la vida y por tanto la gran pregunta es si puede la experiencia objetiva sacarnos de la subjetividad.
Nuestro discurso nos expone ante los demás, un libro, una opinión, una forma de interpretar la realidad, de ahí que ante el público somos vulnerables, pero a la vez nos libera del peso de la carga histórica, de la expectativa familiar, de los prejuicios de la sociedad heroica y trágica, de la sociedad de consumo que obliga a una ciega aceptación de roles.
No es posible ni la heroicidad ni la tragedia en una sociedad en la que el discurso de la razón ha fallado y ha sumido al mundo en la destrucción. El creador es un ser libre. Su lenguaje es el lenguaje de las imágenes que es el lenguaje del visionario, de lo onírico. Por tanto no puede restringirse al "deber ser" ni abrazar las estructuras sociales sin cuestionarlas.
Hoy en día todo es discurso horizontal, plano, tal como la pantalla del computador, intervenida por los chats, por las noticias, por los Blogs, sí, pero en el mismo plano. Ya no hay discurso de géneros sino sólo textos.