Mención especial en Poesía XIX Bienal José Antonio Ramos Sucre Cumaná 2013

domingo, 14 de agosto de 2011

Notas sobre Blanco Nocturno, de Ricardo Piglia

3.  Después de mi segunda conferencia, cuando le tocó hablar al autor, me dediqué a tomar notas. Después de felicitarnos, a la otra profa y a mí, de decir que sabía lo difícil que era analizar la obra de un autor enfrente de él y que nos agradecía profundamente nuestras interpretaciones, dijo cosas como éstas:
 -La literatura nos permite actuar con libertad en elementos que son paralelos a la vida.
-La novela más que decir las cosas hace "ver" las cosas.
-La escritura de la novela es la que permite conocer el pensamiento de las personas, ver ese "rumiar" de la mente que es imposible ver en la cotidianidad. En la gente vemos lo físico y el lenguaje, pero no podemos leer el pensamiento.
-Los cuentos se definen por situaciones, la novela se define por los personajes.
-Redactar no es escribir. Escribir es establecer una relación afectiva con el texto, se escribe sobre emociones y sentimientos.
-Escribir es un tipo de trabajo que necesita su espacio particular, su rincón, su escritorio. No se escribe en el tiempo libre, en el que sobra de otra ocupación. Se escribe en un tiempo determinado de antemano, antes de todo lo demás.

sábado, 6 de agosto de 2011

Notas sobre Blanco Nocturno, de Ricardo Piglia

2.Noche de luna llena en la pampa, una luz espectral ilumina todo y crea formas que en el día no se veían ni tampoco en la oscuridad total. Es una luz intermedia, un tránsito nebuloso entre dos realidades, el territorio de las cosas que no se ven o se ven a medias.
Ya el autor ha dicho en la presentación en el Celarg, que ése es el blanco nocturno que le da título a su novela. Una claridad especial que aparece en las noches de luna en el campo, que no termina de ser luz, en la que es posible entrever una parte e imaginar el resto. Él pasó mucho tiempo en el medio rural durante su infancia. Siempre le impactó ese "blanco nocturno" especial que no se da en la ciudad, intervenida la noche y la luz lunar por los elementos urbanos. “Vemos las cosas según las interpretamos”, para mí es la frase clave de la novela y que remite a esa percepción de claroscuro con la que se percibe la realidad. Las cosas no son lo que son sino lo que parecen. La verdad se esconde más a medida que uno la persigue, se vuelve elusiva, se dispersa y, cuando se revela, ya ha dejado de ser importante.
Ayer en la Biblioteca Nacional el autor comentó sobre las dos ponencias presentadas. Una por mí, otra por la Profa. María Eugenia Perfetti. Ambas coincidimos en las mismas citas, cosas que nos causó risa. Luego él habló de la novela.
Dijo: "La literatura nos permite actuar con libertad en elementos que sean paralelos a la vida".
Gracias a todos los asistentes.