Mención especial en Poesía XIX Bienal José Antonio Ramos Sucre Cumaná 2013

jueves, 16 de enero de 2014

To the wonder, de Terrence Malick, cineasta poeta



En alguna parte leí una de las escasas declaraciones de Terrence Malick, director de cine estadounidense, autor de El árbol de la vida y de To the wonder, donde afirmaba que no quería un argumento tradicional  en sus películas, sino que buscaba plantear las cosas tal como las recordaría la memoria. De ahí su novedosa propuesta estética que combina imágenes y música y donde los personajes dicen poco, o nada.

Es cierto que la memoria recuerda así, en fragmentos: una niña corriendo junto al lago, la manada de búfalos detrás de los amantes, como imagen de la fuerza inmensa de la tierra, al igual que la del amor, el Metro de París, impersonal y frío, la soleada calma de una finca en Oklahoma.
Es una estética que es a la vez una poética.
 Así habla el alma. 
No conoce otro lenguaje.

En To the wonder destaca, sin embargo, el monólogo final de Javier Bardem, en su papel del sacerdote que ha perdido la vocación y no ama a su feligresía. Él se aferra a Dios y a su inmensa fe de que él le mostrará el camino hacia el amor universal si se mantiene junto a él. Y quizás sea ese plegaria final a Dios, la respuesta (¿Dónde me llevas? Enséñanos dónde buscarte, Cristo acompáñame, Cristo ante mí, Cristo detrás de mí, Cristo en mí, sedientos, tenemos sed...)


Yo recomiendo no tratar de interpretar nada, sino dejar que este maestro nos guíe, dejar que fluya la hermosura de sus grandiosas imágenes ligadas a la naturaleza y disfrutar de la música que escogió, desde la magistral obertura de Andy Quin, Awakening (ver entrada anterior de este Blog), las composiciones de autores contemporáneos, como Max Richter,  o las de los conocidos Shostakóvich, Tchaikovsky, Wagner  y Berlioz, entre otros.

Terrence Malick está haciendo una ruptura importante en el cine actual. Nacido en Waco, Texas, Estados Unidos, el 30 de noviembre de 1943, (descendiente de asirios cristianos), vivió su infancia en Oklahoma. Es graduado en Harvard en Filosofía. Estudió también en Oxford, en cuyo Magdalene College estuvo preparando una tesis sobre Heidegger, que no llevó a defensa pública por discrepancias con su tutor. En los años sesenta fue profesor de filosofía en el MIT, justo antes de comenzar a escribir guiones y dedicarse al cine. De él se conoce muy poco, casi nunca da entrevistas y prefiere seguir siendo considerado un cineasta indie.

No hay comentarios: