Mención especial en Poesía XIX Bienal José Antonio Ramos Sucre Cumaná 2013

domingo, 26 de julio de 2015

Disolución

Fin de semana asistiendo a eventos poéticos. 
Observo el fragmento, y dentro de él la multiplicación en mil imágenes, como si de cristal roto se tratara.
Esa es la poesía.
No existe un todo sino un abismo y una fractura.
No  hay unidad sino dispersión. 
Como en las obras de Guayasamín, en los poemas de hoy aparece un ser humano sufriente, detenido ante el abismo y la soledad, como diría el poeta Armand, a quien tuve el placer de escuchar hablar este finde. Un ser incapaz de conectar con la "cultura vitrina", pero también incapaz de amar. Un ser que sólo observa la realidad tamizada por su propio sufrimiento. 
Ah, la experiencia, esa gran ductora del alma, esa madre de todos que permanece impasible detrás de cada acción que tomamos, segura de sí misma, sabedora de que nunca la dejaremos de lado y que nos conducirá por caminos certeros a la tumba.
Quise entonces escribir un poema a la fragmentación que comenzara así:

En tu disolución encontrarás la dicha 
Quédate en tu silencio
Y llegará la muerte 


Sé feliz no siendo
y la hora morirá contigo
y el vientre materno hará fiesta
al matarte
en un aborto de químicos
y de filos cortantes


De nuevo programa radial Poesía

Hoy repiten el programa Poesía de Geraldine Gutiérrez-Wienken en Heilderberg donde fui invitada junto con la poeta alemana Martina Weber.
Hay que correr a conectarse, es a las 8:30 am hora Venezuela
Este es el link de la radio
http://bermudafunk.org/sendungen/sendungen/poesia.html
Entrar, ir a Livestream y luego a Anschalten, donde está el radiecito, que es el player. Esperar un poco porque primero hablan en alemán.
Ahí estaré leyendo mis poemas



viernes, 17 de julio de 2015

Elizabeth Schön Alma fugitiva: Video sobre la poeta de Luis Alejandro Rodríguez









lunes, 13 de julio de 2015

Ana-mar

El mar del norte de isla Margarita es bravo, fuerte. Sin embargo, una vez superada la resistencia inicial, convertida en ola tenaz que pega duro contra la arena dejando espumas y estelas, el mar se hace acogedor, grato. Son aguas frías, pero bañadas del sol esplendoroso del caribe. Así que el frío pasa y pronto la piel se torna roja como un camarón y dan ganas de tenderse en la arena a la sombra de las palmeras. Una vez me bañé en el mar báltico. Nadie del grupo quiso entrar porque las aguas provienen de un deshielo y son extremadamente frías. Apenas poner los pies en el agua el ayayai fué unánime. Yo los tomé de las manos y les dije "vamos, si nos bañamos al norte de Margarita y no nos congelamos, nos bañamos aquí". Y me bañé y lo encontré igual a mi mar de vacaciones, más calmo, menos profundo, pero siempre un reto.
Y ser una sola con el gran mar es siempre un gran reto, sin duda...
Playa Puerto Cruz, Valle de Pedro Gónzalez, Isla Margarita, 11o Norte del Ecuador.